ANC/Puebla.,Pue.-Un migrante chiapaneco logró escapar de una casa de seguridad donde por varios días el año pasado lo mantuvieron  secuestrado  junto con otros 80 migrantes deportados por los integrantes del Cártel de los denominados Zetas en Nuevo Laredo Tamaulipas cuando fue deportado de los Estados Unidos.

El migrante  Chiapaneco que prefirió no dar su nombre, llegó hace unos días a la capital por aventones, luego que logró  sobrevivir de la tortura de sus captores que le cortaron parte del estómago y lo dieron por muerto  por lo que lo dejaron abandonado y fue recogido y llevado a un hospital por pobladores e esa zona.

Comentó al ir pidiendo ayuda los pasajeros de los autobuses para recabar fondos y regresar a su tierra, narraba su trágica historia.

“Yo me fui a los Estados Unidos me deportaron y me dejaron en el puente junto con otras 80 personas que cruzamos para México, llegamos a Nuevo Laredo Tamaulipas por la noche y ahí llegaron varias camionetas negras y hombres armados que se bajaron y a la fuerza a todos nos subieron y llevaron a una casa muy grande yo no se dónde es pero era muy grande”.

Comentó que las mujeres ó menores los ponen a trabajar y a los hombres adultos les piden que les den sus números para llamar a los familiares para pedir rescate y a los que no llaman dijo “es que los mataron” debido a que se niegan a trabajar con ellos.

Refirió que a mediados del año pasado escapó de esa casa donde lo tenían, acudió a la policía municipal pero afirmó que el policía habló por radio en clave y cuando se dio cuenta los hombres armados llegaron a la comandancia en una camioneta y se lo llevaron.

Esto dijo los enojó y lo torturaron desgarrándole el estómago y al perder el conocimiento dijo se despertó en un hospital por lo que ahora recuperado quiso regresar pidiendo aventones, un  trailero lo dejó en Puebla y continuará su viaje a su lugar de origen, decía al agredecer la ayuda y bajar del autobús con la esperanza de regresar de donde dijo nunca debió salir.

Cabe señalar que el año pasado se perdieron en esa zona  14 artesanos originarios de Yehualtepec, ente los cuales viajaban 5 menores además de otras 4 personas, de quienes a la fecha se desconoce su paradero.