ANC/Puebla.,Pue.- El presidente Felipe Calderón Hinojosa “No se equivocó”, en la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC) y  el tema del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) no es cosa juzgada y no se ha dicho la última palabra,  señaló el senador panista Javier Lozano Alarcón,

En conferencia de medios, Lozano Alarcón indicó que el  gobierno federal ya interpuso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) un recurso de revisión para invalidar la relación laboral de Comisión Federal de Electricidad (CFE) como “patrón sustituto”.

Esto después que al SME, el Segundo Distrito Colegiado le otorgó un amparo federal, para que la CFE, reinstale a más de 16 mil trabajadores del SME y les pague salarios caídos desde el 2009, fecha en que el ejecutivo federal decreto la desaparición de  (LFC). hecho por el cual la CFE ya busco un amparo, dijo.

El ex titular de la secretaria del Trabajo, afirmó que el gobierno federal buscará que la SCJN dictamine que las relaciones laborales se terminaron con la extinción de LFC pues si no es así la CFE entraría en conflicto económicamente y en varios rubros al tener que recontratar a los más de 16 mil trabajadores que no se liquidaron en su momento.

Por lo tanto reiteró  que fue válida y constitucional la extinción de Luz y FC pues recordó que se han ahorrado 42 mil millones de pesos.

No cederán a chantajes y amenazas del PRI

En otro tema aseveró que su partido no cederá a chantajes y amenazas en su contra por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al culpar a su partido de “empatanar” la Reforma Laboral si el senado la modifica y  la regresa al Congreso de la Unión al agregar la transparencia y democracia sindical a la que se opone el tricolor.

“Nos han amenazado, chantajeado si regresamos a la cámara iniciativa porque dicen que se corre el riesgo que se congele en la cámara de diputados”, aseveró.

Lozano Alarcón explicó  que este martes iniciarán los trabajos en el senado para  dictaminar  la reforma laboral enviada al senado y si la regresan a los diputados federales tendrán que votarla  o mandarla a comisiones para el estudio y análisis del tema  en controversia de transparencia y democracia sindical.