En las inmediaciones del hospital es nula la seguridad los guardias que permanecían en la entrada del nosocomio ya no se encontraban.hospital 1

ANC/Puebla.,Pue.- Familiares del ex funcionario poblano, Alfredo Arango García, reportaron que su estado de salud es estable después de ser intervenido quirúrgicamente el pasado miércoles por un problema en la columna.

El  ex funcionario en el sexenio de Mario Marín Torres, convalece en el hospital UPAEP, bajo el cuidado de sus familiares y tres elementos de la policía estatal armados en el cuarto 405, al cual ingresó desde el pasado 21 de diciembre, según lo confirmó el director general del nosocomio, Luis Miguel Pérez Casillas.

La vigilancia es nula en las inmediaciones del hospital, para el resguardo del ex funcionario marinista ex titular de la Secretaría de Salud y director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla (ISSSTEP), que fue preso el año pasado por el delito de enriquecimiento ilícito.

Arango García fue trasladado el pasado 21 de diciembre del Cereso de San Miguel al hospital del a UPAEP con la autorización que le brindó un juez que lleva su caso, con el deslinde de la Procuraduría General de Justicia (PGJE) para su atención médica; sin embargo fue hasta dos semanas después que fue intervenido quirúrgicamente.

En la entrada del nosocomio este jueves ya no se encontraba vigilada por policías municipales y ni el vigilante del nosocomio se encontraba en el acceso al hospital.

Un vigilante  de seguridad del nosocomio es el que mantiene la comunicación con los tres guardias armados que permanecen en la entrada del nosocomio.

El reo Alfredo Arango goza de todas las atenciones normales que reciben los pacientes internos con los cuidados de sus familiares que se mostraron recelosos para informar sobre la situación del ex funcionario que la PGJ le sigue una investigación y le incautó más de una veintena de bienes en lujosos fraccionamientos como la Vista, sin comprobar del erario ocho mil 464 mdp y el tener una cuenta bancaria de 54 mdp.

Además al ex funcionario marinista enfrenta un procedimiento de responsabilidades que le fincó el Congreso local por no solventar y comprobar a su cuenta pública del 2010 por un monto de ocho mil millones 464 mil pesos.