ANC/Puebla., Pue.- Después de la agresión y desalojo violento de un plantón en  la plancha del zócalo que sufrieron estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Buap), el pasado fin de semana por la madrugada, el Congreso local guardó silencio y ningún legislador emitió alguna postura; pese a que  diputados del PRI reprobarán el hecho.

El presidente de la comisión de Educación en el legislativo local, el panalista, Cirilo Salas,  deslindó de alguna responsabilidad a  los representantes populares para condenar  la agresión por grupo de de encapuchados que apunta de pistola y golpes desalojaron a los estudiantes de un plantón para exigir a la casa de estudios espacios para ofrecer cursos gratuitos para los aspirantes de nuevo ingreso.

-En las agresiones que se han llevado acabo contra  manifestantes el legislativo no interviene y no ha habido un exhorto. En este caso ¿No es su obligación cómo presidente de la comisión hacer una investigación y emitir una postura al respecto?

“A mí me parece que son estudiantes universitarios corresponde a las universidades crear políticas propias al interior para  cubrir las necesidades y no salgan a las calles, cuando se da un vacío. En el tema como se hizo es un tema de la autoridad de cómo se dio. Yo no puedo dar una opinión porque no se que sucedió, sólo lo que circula en las redes sociales. Yo creo que debemos ser prudentes para crear condiciones de estabilidad social”, justificó.

En tanto el presidente de la comisión de Derechos Humanos, el priista, Sergio Salomón Céspedes, reprobó el hecho y pidió la investigación de las autoridades; no obstante,  durante la sesión plenaria una vez más los legisladores no discutieron ningún tema  en tribuna.