Pepe Mendoza.

Los empresarios integrantes del Consejo Nacional de Organismos Empresariales (COE) celebran los cambios que hiciera en su gabinete el presidente de México Enrique Peña Nieto, quien durante este miércoles anunció la llegada de José Antonio Meade Kuribreña en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en sustitución de Luis Videgaray Caso.

El presidente del COE, Francisco Romero Serrano, se congratuló por la salida de Aristóteles Núñez Sánchez, del Servicio de Administración Tributaria (SAT), esto al destacar que este personaje lamentablemente acabó con la figura de autocorrección para los empresarios en materia tributaria llamada “Dictamen de Estados Financieros con Alcances Fiscales”.

“Esperamos que el nuevo jefe del SAT y el secretario José Antonio Meade tengan la sensibilidad para aperturar los esquemas de fiscalización a través de contadores públicos independientes porque el Dictamen Fiscal recientemente celebró 50 años en México y ha sido un instrumento mediante el cual la contaduría pública y los empresarios han coadyuvado para lograr una mejor recaudación en nuestro país”, expresó.

Reiteró que en el sector empresarial que representa observan con beneplácito la salida de Aristóteles Núñez, esto a tiempo de confiar en que personajes como este ex funcionario del SAT no regresen con tanto poder a un organismo de recaudación tributaria.

El presidente del COE subrayó que “gracias” a las políticas que impuso Aristóteles Núñez cientos de despachos de contadores públicos se encuentran en la quiebra o han cerrado sus puertas, pues el ex titular del SAT por capricho personal o por desconocimiento de esta figura determinó eliminar “Dictamen de Estados Financieros con Alcances Fiscales”.