Sellan con un beso en la catedral su protesta para exigir respeto a la comunidad gay.

Redacción/ Pepe Mendoza.

La marcha celebrada el día de ayer que convocó el Arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa violó la constitución, porque tenemos un Estado laico, esto quiere decir que ellos no pueden y no deben entrometerse en la política de nuestro país señalaron integrantes de la comunidad gay.

Esto después de realizar una marcha la cual salió del Parque Juárez para llegar al Zócalo de la ciudad de Puebla. Durante el mitín leyeron un comunicado dirigido a los diputados locales indicando que deben legislar con la ley, no con la biblia, es necesario que se aprueben los matrimonios igualitarios, ya basta de hacerse los desentendidos, hay un decreto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que se debe acatar. “Deben de saber que la comunidad Lésbico-Gay salieron a las calles para protestar y por tal motivo no se vencerán, dejando en claro que se manifestaran las veces que sean necesarias sin caer en provocaciones”, señalaron. Los integrantes de esta comunidad pidieron dejar atrás los crímenes de odio, respetar los derechos de todas las personas, incluida la comunidad LGBTI.

De ésta manera lamentaron la postura del Cardenal primado de México Norberto Rivera Carrera y del arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, que lo único que están realizando es incitar a la violencia, para crucificar a los homosexuales, critican a la comunidad LGBTI, pero defienden a pederastas, ningún clérigo puede y debe estar por encima de la Constitución.