Alma Méndez.

El Movimiento por la Alternativa Social (MAS), señala que la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) o metrobús en Puebla nació como un proyecto fallido y a lo largo del sexenio resultó un fraude como sistema de transporte impuesto por el gobierno de Rafael Moreno Valle, que en los últimos tres años opera en total opacidad.

La puesta en marcha de los proyectos de las líneas uno y dos ha provocado la desaparición de 24 rutas tradicionales. Además el gobierno quitó 500 concesiones al mismo número de transportistas que operaban 900 vehículos en los recorridos de Tlaxcalancingo-Chachapa y en la 11 Norte-Sur.

Por lo que en números, esto significa la pérdida de por lo menos 5 mil empleos de manera directa e indirecta, entre choferes, cobradores y checadores, mecánicos y otros oficios.

Marco Antonio Mazatle Rojas líder de MAS, demanda al gobierno Morenovallista transparente la administración del metrobús, así como se frene el robo del erario a través de proyectos sin planeación y  que se dé un dialogo abierto antes de iniciar la obra con los afectados de Rutas como son choferes, concesionarios, checadores, mecánicos   y representantes de colonias afectadas.

Dio a conocer que la asociación civil “El Poder del Consumidor” reveló que la Línea 1 ocupa el tercer lugar a nivel nacional por su ineficiencia, con 65 por ciento de su efectividad, al mismo tiempo de ser la más cara del país.

Y según el ranking nacional de servicios de transporte público BRT (Bus Rapid Transit, por sus siglas en inglés), el metrobús poblano se ubica en la posición número 17.

A pesar de las evidentes anomalías, el gobernador Rafael Moreno Valle proyectó hasta cinco corredores viales en la capital, pero no está claro si se concretarán los tres restantes.