Angélica Tenahua.

El alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato, informó que este lunes se reunió con los integrantes de su gabinete para analizar como impactará el recorte presupuestal de la federación al gobierno municipal, por lo que aseguró que no habrá incremento de plantilla de  empleados, pero descartó recorte de personal.

El presidente municipal, destacó que también se acordó priorizar los rubros de desarrollo social, infraestructura, combate a la pobreza, agenda ciudadana, agua y movilidad urbana.