Jorge Barrientos.

Las últimas lluvias registradas en la Sierra Norte no han causado estragos pero las autoridades de mantienen en alerta para evitar alguna desgracia como la ocurrida a principios de agosto, señaló el diputado de la región por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Martínez Amador.

En entrevista, dijo que después de los daños que dejo la tormenta Earl en esta región de Puebla la gente y las autoridades han tomado mayor conciencia de la situación de riesgo que existe durante las lluvias.

Expresó que la alerta emitida por Protección Civil ante las precipitaciones pluviales constantes generaron que el ayuntamiento de Huauchinango instalará albergues temporales para atender a la población en caso de alguna contingencia.

“Afortunadamente no ha pasado a mayores y esperemos que así se quede el estatus. Sabemos que estuvo lloviendo dos días continuos pero ahorita está de manera paulatina dejando de llover y esperemos que no haya nada más”.

Reconoció que existe cierta renuencia de algunos pobladores para salir de sus viviendas pese al peligro que representan las lluvias, sin embargo, afirmó que una gran mayoría está dispuesta a privilegiar su integridad física y la de su familia por encima de sus propiedades materiales.

“Creo que sí, lo lógico en estos casos es que la gente teme abandonar sus pertenencias y sus viviendas pero creo que hay temor en la misma gente y creemos que un porcentaje alto va atender cualquier llamado”.