Las obras del segundo piso aumentaron los asaltos en la zona de La María por el constante tráfico vehicular, y deterioraron el asfalto de las laterales de la autopista México-Puebla, denunció el regidor de Medio Ambiente, Trabajo y Migración del cabildo de Cuautlancingo, Rafael Ramírez Hernández.

Exigió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reparar el asfalto de la autopista, al señalar que por el gran número de baches que hay, desde San Felipe hasta el centro comercial Outlet, los vehículos han resultado dañados, sin que alguna autoridad pague los daños.

Resaltó que desde que iniciaron las obras es frecuente  ver autos ponchados o accidentes viales. Acusó que a pesar de que la SCT prometió reparar los carriles centrales y laterales de la autopista no hizo nada al respecto.

“Queremos señalar que cuando se inició la obra, se dijo que las vías de incorporación se repararían y a la fecha no se ha hecho nada.  Las vías de incorporación están deterioradas. A la gente de la zona le perjudicó, no les dejó ningún beneficio; las incorporaciones son intransitables por los baches que hay y que solamente son tapados con tierra.  Es vergonzoso que se gasten millones de pesos y que las vialidades estén mal”, dijo.

Ramírez Hernández criticó que el puente peatonal que se colocó para el cruce de los vecinos de las colonias Volkswagen 1 y 2 no sirva, pues dijo, está mal hecho y pone en riesgo la integridad de los ciudadanos.

Consideró necesario un proyecto que ayude a mejorar las condiciones de movilidad de los vecinos, así como mejorar la autopista.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Transportes y Comunicaciones (SCT), Gerardo Ruiz Esparza el pasado fin de semana se concluyó el segundo piso de la autopista México-Puebla, con un sobrecosto de 500 millones de pesos, ya que se invirtieron 10 mil 500 millones y no 10 mil millones de pesos como se planteó al inicio y transcurso de la obra.

Sin embargo, el segundo piso sigue cerrado y aún se continúan realizando algunos trabajos por parte de los trabajadores.