Sujetos encapuchados cerraron por 90 minutos la carretera federal El Seco-Esperanza la tarde de este lunes, luego de que el Ejército Mexicano decomisó armas de fuego en una comunidad de Esperanza y fue perseguido por hombres que iban en, al menos, 7 camionetas y que amenazaban con disparar.

Otra versión informó que las autoridades detuvieron a un presunto ladrón de combustible.

Por estos hechos también fue bloqueada la circulación en la autopista Puebla-Orizaba a la altura de la caseta de Esperanza.

Alrededor de las 13:00 horas un par de unidades militares que circulaban por el Camino a Puente Negro, cerca de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), fueron seguidas por 7 furgonetas en las que iban personas armadas.

Los soldados regresaban de decomisar armamento en una población de Esperanza, municipio ubicado en el “triángulo rojo”, conocido así por el robo de combustible y los enfrentamientos entre ladrones de hidrocarburo.

Al llegar a la carretera federal a Azumbilla, donde se encuentra una base castrense, los efectivos hicieron detonaciones preventivas durante varios minutos para ahuyentar a los sujetos.

La situación hizo que Caminos y Puentes Federales (Capufe) cerrara el paso por la caseta de Esperanza, tal y como lo marca su protocolo de seguridad.

A los pocos minutos cerca de 150 personas impidieron el paso por la carretera federal El Seco-Esperanza. Entre ellos había varios sujetos encapuchados que estaban solamente a unos metros de los vehículos del ejército.

Aunque durante más de una hora se vivieron momentos de tensión, no se reportaron actos violentos.

La circulación fue reabierta a las 15:35 horas, de acuerdo con información extraoficial. No se sabe de personas detenidas.

Apenas el viernes hombres armados amenazaron a los policías ministeriales del arco de seguridad en Palmar de Bravo, lo que originó una persecución que terminó sin detenidos.

Con información de E-Consulta.