Por Timoteo Bautista Castelán

Como siempre ha ocurrido, hoy en Europa, principalmente en Francia, se lleva a la palestra pública la discusión, análisis, investigación, en que participan gobierno, universidades, especialistas, la Iglesia Católica, alcaldes, organismos civiles, sociales, sobre el matrimonio de María Magdalena con Jesús de Nazareth, que junto con sus hijos viajaron de Jerusalén para vivir y morir en el pueblo Renne Le Chataeu, al Sur de Francia, cuya descendencia son los Merovingios, linaje de reyes que han gobernado Alemania, Suiza, Francia, inglaterra.

En 1885,  el sacerdote católico, Francois-Bérenger Saunière (1852-1917), párroco de la iglesia María Magdalena de Renne Le Chataeu reveló donde estaba la tumba de la esposa de Jesús. Los investigadores han sometido a pruebas científicas cuerpos momificados y utensilios, que corresponden al medio oriente, de los primeros días Después de Cristo.

Fuentes del Vaticano entrevistadas, que solicitan el anonimato, expresan que se trata del Santcreal ó Sangre Real o Santo Grial  observado, vigilado y guardado por el Priorato de Sión, un grupo secreto de religiosos de poder al interior del Vaticano, quien poco a poco a difundido que Jesús se casó con María Magdalena, tuvieron hijos, y hoy en día existe un linaje. Sin embargo un brazo conservador de la misma Iglesia Católica en el vaticano, denominado el Opus Day, se resiste a revelar la información a costa de todo.

En el año 325 después de Cristo, en lo que hoy es Turquía, imperaba el desgobierno, crisis política, social, religiosa, el emperador romano, Constantino I,  junto con el Papa Silvestre I, realizan el Concilio de Nicea, ante el inminente  estallido social que se avecinaba entre los que creían en Cristo y los adoradores del dios Sol, Júpiter, Venus, entre otros Dioses y Demonios. Los asesores del Emperador Romano le aconsejan hacer oficial la religión cristiana, pero con la condición de que se permita seguir adorando imágenes, ídolos, para evitar problemas con los que no eran Cristianos. En el Concilio de Nicea se decidió que la biblia contenga sólo 66 evangelios de los 80 que era originalmente, incluyendo el de María Magdalena que quitan de la lista. El Emperador Romano Constantino I, diestro en la política deja de adorar al Sol, se vuelve Cristiano, su País y Poder vuelven a la calma y, horas antes de morir se bautiza. En este Concilio se dijo que Jesús tenía parte divina y parte humana.

Desde la óptica anterior el matrimonio de Jesús con  María Magdalena, no atacaría a los fundamentos de la teología cristiana:
“Lo que resulta mas controvertido era que, Jesús pudiera haber sobrevivido a la crucifixión, o que la crucifixión hubiera sido una farsa,  la importancia de todo esto reside en que si no hubiera resucitado, no podía ser divino, entonces no era hijo de Dios”; dicen especialistas.

 

screenshot_2016-11-19-14-26-24