Marisol Córdoba @solmari676

En Cuacuila Huauchinango en marcha exigen a autoridades de los tres niveles de gobierno los apoyos para la reconstrucción de sus viviendas

 

Pliego petitorio:

DEMANDAS DE LOS PUEBLOS AFECTADOS POR LA TORMENTA TROPICAL “EARL”
Los pueblos de la sierra norte de Puebla, del municipio de Huauchinango, que fuimos afectados por la tormenta tropical “Earl”, los días 6 y 7 de agosto del presente año, en primer lugar queremos agradecer todas las muestras de solidaridad y apoyo que recibimos de diferentes lugares de la República de distintas organizaciones, voluntarios, instituciones y demás personas que de manera inmediata nos enviaron víveres, ropa y medicamentos para enfrentar la emergencia donde lamentablemente decenas de personas perdieron la vida.
De verdad, gracias infinitas por su ayuda desinteresada.
Además de ello, estamos aquí los representantes y autoridades de diferentes pueblos para hacer la denuncia de que los tres niveles de gobierno: municipal, estatal y federal, han incumplido con dar soluciones a los problemas que surgieron a partir de tal fenómeno, demostrando así su nulo compromiso e incapacidad para remediar los daños. Como todos lo vieron, durante los primeros días hubo mucho alboroto y visitas constantes de políticos a las zonas afectadas. Sin embargo, en realidad muchos sólo fueron a sacarse la foto para hacerse publicidad en los medios y las redes sociales, pero nada más, pues hasta el momento, a casi cuatro meses del siniestro, no ha habido respuestas en los hechos. Por el contrario, hay caminos destruidos aún, intransitables. Casas, colonias y calles completas en zonas de riesgo que no pueden ser ya habitadas, escurrimientos de agua y desgajamientos que pueden seguir generando problemas en el corto o mediano plazo y una serie de más problemas que lejos de comenzar a ser resueltos, los han dejado en el olvido.
Parece que para las autoridades todos estos problemas no son prioridad. Huauchinango fue el municipio más afectado y su presidente Gabriel Alvarado Lorenzo no se pone a trabajar en ello. Anda más preocupado en su negocio de los parquímetros y en exprimir los recursos del Pueblo Mágico que en resolver estos problemas que requieren atención inmediata. Por el contrario, en una actitud prepotente, altanera y bastante racista, ha insultado, discriminado y amenazado en privado a las autoridades de los pueblos indígenas.
Por eso, ante la ineptitud del presidente municipal y la falta de respuesta de los gobiernos estatal y federal, estamos aquí exigiendo se resuelvan estas necesidades urgentes que a continuación enlistamos:
– Rehabilitación del tramo de carretera que comunica a la cabecera municipal de Huauchinango con la comunidad de Cuacuila, con una extensión de 2.5 Km.
– Rehubicación, dentro de la comunidad de Cuacuila, de 48 familias cuyas viviendas fueron destruídas.
– Construcción de muros de contención a la clínica del IMSS de la comunidad de Cuacuila.
– Rehabilitación del tramo carretero de la junta auxiliar de Venta Grande a la comunidad de Teopancingo Bajo, con una extensión de 7 Km.
– Rehabilitació de la Avenida Juárez, en dirección al barrio del Centenario con una extensión de 800 mts, en la comunidad de Ocpaco.
– Rehabilitación del tramo de camino de la comunidad de Nopala, hacia Alseseca, con una extensión, aproximadamente 4 Km.
– Rehabilitación de carretera de Cuautlita hacia Nuevo Necaxa, de aproximadamente 5 Km.
– Rehabilitación del camino que comunica del barrio de Tzahuinco, de Tenango de las Flores, a la comunidad de Acatlán, de 3 Km aproximadamente.
– Construcción de muro de contención de la Avenida Principal en la comunidad de Papatlazolco.
– Rehabilitación del tramo carretero que comunica a la juta auxiliar de Nopala con la comunidad de Matlaluca, de aproximadamente 4 Km.
– Rehabilitación de la vialidad que comunica desde la colonia 5 de Mayo de Huauchinango, a la comunidad de Puga y la junta auxiliar de Venta Grande, de aproximadamente 5 Km.
– Reubicación, dentro de la comunidad de Papatlatla, de 10 familias del barrio del Centro cuyas viviendas fueron destruídas.
Necesitamos, en general un sistema pluvial en nuestras calles, caminos y carreteras para evitar futuros desgajamientos y asentamientos. Necesitamos que se construya infraestructura que dé seguridad en las zonas que quedaron dañadas y fracturadas.
Exigimos, que el gobierno municipal cree una partida con recursos económicos específicos destinados a reparar los daños causados por Earl. Dicha partida deberá ser vigilada por los ciudadanos para su correcta aplicación pues ya sabemos cómo se las gastan con eso del dinero.
Necesitamos urgentemente que se paren los proyectos que generan erosión y deforestación. Todos los llamados proyectos de Muerte que continúan perforando las entrañas de la sierra.
Nuestras comunidades indígenas son de escasos recursos y lejos de ser marginadas y discriminadas, necesitan ser incluidas y atendidas urgentemente.

Asociación de Presidentes Auxiliares, Jueces e Inspectorías del Municipio de Huauchinango
Eugenio Pérez Ahuacatitla, Presidente Auxiliar de Cuacuila; Alfredo Gutiérrez Baza, Presidente Auxiliar de Tenango de las Flores; Raúl de la Cruz Dolores, Presidente Auxiliar de Papatlatla; Agustín Téllez García, Presidente Auxiliar de Cuautlita; Jesús Tomás Hernández, Juez de Paz de la comunidad de Puga; Mario González López, Presidente Auxiliar de Alseseca; Juan Bernardino Campos Santos, Presidente Auxiliar de San Miguel Acuautla; Camilo Patricio Sánchez, Presidente Auxiliar de Xilocuautla; Fermín Maldonado Dionisio, Presidente Auxiliar de Matlaluca; Cirilo Reyes Santos, Presidente Auxiliar de Papatlazolco; Estanislao Ojeda Rayón, Presidente Auxiliar de Ayohuixcuacutla; Feliciano Vergara, Presidente Auxiliar de Michuca; Roberto Hernández Hernández, Inspector de Teopancingo Bajo; Manuel Cruz Cortés, Juez de Paz de Ocpaco; Víctor Pacheco Díaz, Inspector de El Mirador.
Además de vecinos y ciudadanos afectados.

 

 

img-20161126-wa0049img-20161126-wa0048img-20161126-wa0042img-20161126-wa0044