Familia Peterson negoció donación a cambio de Fraccionamiento en cerro de Amalucan: Vecinos

Ninel Castillo @ZNinelCastillo

Este miércoles 9 de agosto se llevó a cabo una rueda de prensa en la que un grupo de vecinos de colonias cercanas al Cerro de Amalucan expresaron su oposición a la construcción del Parque del Cerro de Amalucan por el daño ambiental en la zona. Pero además hicieron  hincapié en el  hecho de que de todas estas obras puede desprenderse un proceso urbanizador de alto impacto, pues la misma familia Peterson, la cual es dueña de 96 hectáreas  del cerro y que donó 74 al gobierno del Estado para la construcción de este parque, reconoció hace unos días, ante un medio de comunicación que la donación la hizo bajo la condición de que les diesen la autorización de construir, dentro de las 22 hectáreas que les quedaron un fraccionamiento. A juicio del Comité Defensor del Bosque de Amalucan, esto será sólo el comienzo de una carrera urbanizadora que se comerá al bosque.

Dicho proyecto fue anunciado por el gobernador Antonio Gali Fayad, hace unos días que tendrá un costó de 250 millones de pesos, abarcará 74 hectáreas, y que contempla la construcción de dos lagos artificiales con arena, una alberca, canchas, un auditorio de usos múltiples, asadores, canchas y juegos encima de uno de los últimos pulmones de la ciudad.

Apuntando que la cantidad de dinero que pretende invertir el gobierno bastaría para establecer parques en zonas urbanas más apropiadas, para resolver varias problemáticas que enfrentan las colonias que rodean al cerro y para poner vigilancia que cuide la zona, los ciudadanos señalaron que “Amalucan no sólo es un cerro: es un bosque. Es una zona de recarga de agua, el hogar de decenas de animales autóctonos y un espacio productor de oxigeno que alberga vestigios arqueológicos.”

Miguel Ángel ruiz y Fernando Obregón Zaldivar, representantes del Comité Defensor del Bosque de Amalucan (una organización ciudadana que nació el domingo pasado, luego de que se realizará una reunión informativa a la que asistió un centenar de vecinos de centros habitacionales que rodean el Cerro de Amalucan) cuestionaron los daños que las atracciones prometidas significarán para el ecosistema de esta zona boscosa que en 1994 fue decretada como Zona Natural Protegida por el entonces gobernador Manuel Bartlett Díaz.

“Están prometiendo lagos artificiales, ¿de dónde la sacarán si en Puebla ya tenemos problemas de desabasto del liquido vital?” También puntualizaron que cosas como la zona de asadores representa riesgo de incendios y el auditorio de usos múltiples implicará uso de concreto en lo que ahora es un territorio exclusivo para la vegetación.

Las experiencias que han tenido los poblanos con las “modernizaciones” y “rescates” que ha realizado el gobierno abren la puerta al temor de ecocidio. Casos tales como Flor del Bosque, el Parque Ecológico o el Jardín del Arte, en donde se reportaron talas excesivas, afectaciones a la fauna local, daños al patrimonio natural, abusos de autoridad, costos finales injustificadamente mayores a los reportados en los proyectos de arranque y participación de constructoras y concesiones de cafeterías a empresas privadas relacionadas con el gobierno, no dan confianza a los ciudadanos.

Otro de los aspectos que preocupan a los ciudadanos es el hecho de que en el Cerro de Amalucan hay cuevas y vestigios arqueológicos cuya importancia reconoció el propio INAH Puebla en el 2011, y que muy probablemente serán afectadas por las obras, pues la maquinaria no trabajará sólo a nivel superficial.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s