Policías de Morelos allanan vivienda y matan a seis personas en Temixco.

Las víctimas son cuatro mujeres, una bebé y un adolescente; dos niños resultaron heridos.

Según el comisionado de Seguridad, fueron atacados cuando acudieron a una presunta guarida de secuestradores; quedan a disposición de la FGE

Familiar denuncia torturas y tiro de gracia

Redacción @Antena21noticia

La Jornada

Cuernavaca, Mor.

Cuatro mujeres, una bebé y un adolescente, integrantes de la misma familia, murieron a manos de agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), perteneciente al mando único del gobierno de Morelos, quienes la madrugada del jueves repelieron un supuesto ataque durante una operación en Temixco. Hay dos niños heridos.

Seis policías que dispararon fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE), informó el titular de la CES, Alberto Capella Ibarra.

El funcionario detalló que los uniformados llegaron la noche del miércoles a Temixco luego de que una denuncia ciudadana y un reporte de inteligencia advirtieron sobre la presencia de un grupo delictivo. Primero detuvieron a José Manuel cuando circulaba en un vehículo en posesión de una pistola calibre nueve milímetros y paquetes de vegetal verde.

Precisó que otra denuncia ciudadana permitió ubicar una presunta casa de seguridad en la calle Venustiano Carranza, colonia Rubén Jaramillo, donde los policías presumieron que había personas secuestradas.

Añadió que los ocupantes de la vivienda recibieron con disparos a los elementos de la CES, quienes buscaron persuadirlos en todo momento de que se entregaran, pero el ataque arreció.

Contó que dos uniformados recibieron balazos, sin consecuencias, pues uno se incrustó en un chaleco antibalas y otro en un escudo de metal. Los policías lanzaron gas pimienta a la casa, para que los supuestos agresores se entregaran.

“Desafortunadamente perdieron la vida presuntos familiares de los detenidos que se encontraban atrapados en el fuego cruzado: cuatro mujeres, una menor de edad y un adolescente; además, resultaron lesionados dos menores de edad, cuya salud se reporta como estable.

La CES, aseguró, brindará a las autoridades ministeriales toda la información que requieran, así como apoyo moral y legal a nuestros compañeros.

El funcionario identificó a los muertos como Gilberto N, Carlos Alberto N, José Antonio N, José y Brenda Elena N.

Fue una matanza: abogado

Luis Daniel Preciado García, pareja de una de las víctimas, dijo que sus nombres son María Rosario Valdez Chapa; la madre de ésta, Faustina Chapa; sus sobrinos Leticia Valdez Rodríguez y Diego, de 14 años de edad; su cuñada, Camelia Rodríguez Vázquez, y una bebé de dos meses.

Preciado García ofreció una conferencia de prensa alrededor de las 19 horas de ayer junto con Juan Manuel Cuéllar Miranda, abogado de la familia Valdez Chapa, quienes denunciaron que las seis personas fueron asesinadas por elementos de la CES. Acusaron que la FGE no les había entregado los cadáveres y no les permitieron entrar a la casa donde ocurrió el multihomicidio.

Sostuvieron que los agentes mantienen retenidos a cinco menores de edad y no han querido entregarlos a sus parientes, y al cierre de esta edición tampoco les habían informado sobre los detenidos.

La dirección de las víctimas tampoco corresponde con lo dicho oficialmente, pues tanto el abogado como su acompañante relataron que la noche del pasado 29 de noviembre los seis integrantes de la familia Valdez Chapa, quienes vivían en la calle Francisco I. Madero, colonia La Nopalera, en Temixco, tenían una fiesta, por lo cual casi todos los muertos, los asegurados y detenidos son familiares.

Preciado García indicó que recibió una llamada de su novia Rosario –quien murió– y le dijo que los policías habían irrumpido y estaban disparando a todo lo que encontraban a su paso.

Relató que Rosario le dijo que pidiera ayuda al Ejército, pero cuando él intentó llegar a la casa en taxi no le permitieron el paso, pues la policía instaló un cerco a un kilómetro de la vivienda.

Dijo que cuentan con fotos y videos –que sacaremos a la luz para que los policías sean castigados– en los que se observa que a los seis los torturaron y les dieron tiro de gracia.

Negó que la familia forme parte de una célula criminal, como sostiene el comisionado Alberto Capella. Aseguró que se dedicaban a la compraventa de vehículos usados y rechazó que los uniformados hayan sido recibidos a balazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s