/Opinión: El Apartheid en el Ghetto de Tapachula

Opinión: El Apartheid en el Ghetto de Tapachula

La hora del migrante
Por Federico Campbell Peña
El activista de origen haitiano, Wilner Metelus exigió su renuncia, a nombre del Comité de Afromexicanos y Naturalizados. La ONG Sin Fronteras lo denunció ante el CONAPRED. El Consejo Ciudadano del INAMI, lamentó sus declaraciones. Francisco Garduño, ex operador de René Bejarano, miembro de su corriente perredista IDN, ahora paralela a MORENA, puso al servicio de Donald Trump su experiencia politica para convertirse en caza migrante, desde que tomó posesión como comisionado del Instituto Nacional de Migración, el 18 de junio de 2019.
“Dichas palabras demuestran falta de conocimiento en derechos humanos del máximo dirigente del INM”, de acuerdo a Sin Fronteras, la cual pidió al CONAPRED que Garduño “sea sancionado como lo dicta la ley”. Falta ver si el CONAPRED actúa.
El 20 de octubre, Garduño dijo: “Se envía un aviso para toda la migración transcontinental, así sea de Marte: ¡Los vamos a enviar hasta la India, hasta Camerún, hasta África! Compañeros o humanos de raza negra”.
Ignoró que los soldados africanos que llegaron en el ejército de Francia durante la invasión en 1865, caminaron por Veracruz. Acamparon en el rancho Camarón. Cuando regresaron a Africa, los colonialistas franceses nombraron a su invadido territorio africano, Camerún. Los camerunenses que llegan a México, huyen del dictador Paul Biya, del terrorismo de la milicia islámica Boko Haram, de la pobreza y del hambre. Datos que ignora Garduño.
(Nunca se supo, por cierto, qué gobierno el mexicano o el gringo, pagó el vuelo del avión charter que partió del aeropuerto de Toluca hacia Nueva Delhi, India, con 311 migrantes indios deportados el 16 de octubre).
 
A diario, decenas de migrantes, africanos en su mayoría, sobreviven en el Ghetto de Tapachula, bajo la política de apartheid instaurada por el gobierno de México en 2019. Lejos quedaron los días, en que México presidió en la ONU el Comité contra el apartheid en Sudáfrica, bajo la atinada conducción de Porfirio Muñoz Ledo. Lejos, muy olvidada, la visita de Nelson Mandela a la ciudad de México el 29 de julio de 1991. Ese día, lo recibimos en un mitin en el exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde aparecieron Superbarrio Gómez, obreros de la Ford y Rosario Ibarra de Piedra. Mandela y su esposa Winnie quedaron perplejos al vernos.
 
http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/articulo.php?publicacion=86&art=2485&sec=Art%C3%ADculos

Comentarios

Comentarios