• mar. Jun 28th, 2022

Frente a policías golpean a jóvenes en bar “Los Cantaritos” en Cholula, Puebla

Además frente a los elementos los meseros agresores pidieron borrar de los teléfonos las evidencias

Marisol Córdoba
Frente a policías municipales de la patrulla 420 del municipio de San Andrés Cholula que había sido llamada para intervenir, este fin de semana dos jóvenes resultaron con graves heridas, por los golpes que le propinaron meseros y personal al interior del bar denominado “Los Cantaritos”, ubicado en el municipio de San Andrés Cholula, al que habían acudido este pasado fin de semana para convivir.

De acuerdo a lo que señaló uno de los jóvenes de nombre Ray quien resultó gravemente herido, lo que ocurrió fue provocado por una mujer, novia de uno de los meseros, quien ya casi para irse y al pedir la cuenta, lo acusó de haberla tocado de manera inapropiada, hecho que negó y pidió que se revisaran las cámaras del lugar para desmentir las acusaciones.

Ante ello, uno de sus amigos llamó al 911 para pedir una patrulla al lugar, y esclarecer los señalamientos en su contra, esto al subir de tono las amenazas e intimidación por parte de los meseros, y del personal del lugar.

Sin embargo, los elementos municipales legaron al lugar, pero no hicieron nada para calmar los ánimos, y frente a ellos cuando los jóvenes salieron del antro fueron golpeados brutalmente por al menos 7 personas en su mayoría meseros del bar, sin que intervinieran para detener la golpiza.

El joven informó que por la falta de intervención por parte de la policía, y la acusación falsa en su contra que generó la agresión salvaje tanto física como verbal por parte de los meseros contra él y uno de sus compañeros, presentó una denuncia por daños y lesiones ante las autoridades, para que además se investiguen los señalamientos de la mujer que lo acusó de manera falsa quien frente a los policías no hizo ninguna acusación en su contra y se limpie su nombre.

Además comentó a medios de comunicación que también delante de los policías, los obligaron a borrar de sus teléfonos la agresión que sufrieron para poder dejarlos ir, que habían documentado en fotos y videos, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.